Cuando un vino

es Natural?

es vino hecho

SOLO CON UVA NATURAL,

sin añadir ni quitar nada a esa uva.

JUGO DE UVA FERMANTADO

Su resultado es el fiel reflejo de la tierra en la que nace el vino.

Buscar un vino adecuado desde nuestros criterios de alimentos naturales,

saludables y que no aporten toxicidad, no es tan fácil. Hay miles de vinos en el

mercado, con distintos sellos y certificaciones, pero lo que nosotros buscamos es

que se respeten realmente las cualidades de la uva y nos aporte sus polifenoles saludables y resveratrol, sin añadir tóxicos. El vino natural es lo que todos creemos que debería ser el vino: vino hecho con uva, sólo uva y si aditivos de ningún tipo, respetando los procesos naturales de su fermentación.

Vino natural es el vino obtenido con la mínima intervención posible en todos los procesos (cultivo, recolección, elaboración, transformación). Son vinos elaborados por pequeños productores y sin aditivos de ninguna clase y en ninguna fase del proceso. Unica y excepcionalmente pueden contener
sulfitos en cantidades muy limitadas, normalmente <20 mg/l. Por supuesto,    
el cultivo debe ser ecológico por conciencia, ya sea con o sin certificado. Y en la elaboración, tampoco debe haber aditivos, ni ningún proceso enológico que desvirtúe su naturaleza (sin microoxigenaciones, ni ósmosis inversa, ni filtrados agresivos, ni clarificados, etc...) .

 

Sin añadir ni quitar nada. Se utiliza el término
“natural” para distinguirlo de los vinos ecológicos, que sí pueden contener aditivos y hacer uso de ciertos procesos enológicos.

Hay que tener cuidado porque hay una tendencia a asociar "vino natural" a "vino sin sulfitos" y es mucho más que eso. De hecho ya está sucediendo que algunas macro-bodegas están sacando pequeñas tiradas de lo que ellos llaman "vino natural". Puede que no lleven sulfitos, pero pueden llevar otros sustitutos, o incluso otros aditivos, o bien utilizar métodos enológicos igualmente desnaturalizadores. En Europa existe diversas asociaciones de productores de vinos naturales que defienden estos principios, si bien cada una tiene sus matices, y por ello no se deben utilizar como sello de garantía sino como una simple guía o punto de partida.

- España:

PVN http://vinosnaturales.wordpress.com/vino-natural/
 

- Italia:

Vin Natur www.vinnatur.org

Vini Veri www.viniveri.net
 

- Francia:

AVN www.lesvinsnaturels.org

Vins SAINS vins-sains.org

Por lo tanto, aquí la garantía es la cadena de confianza y los sistemas de garantía participativa. La opción es dirigirse a una bodega de confianza y de la cual tengamos garantías.
 


Fuentes:
Como una imagen vale más que mil palabras:
http://www.alarencontredesvinsnaturels.fr/public/poster/intrants_autorise_dans_le_vin.jpg

 

Otras páginas de interés sobre los vinos naturales:
- http://www.vinosautenticos.com/vino-natural
- www.morethanorganic.com
- www.vinsnaturels.fr


Algunas publicaciones:
- LeRouge et le blanc: www.lerougeetleblanc.com
- Monty Waldin’s Biodynamic WineGuide
- RED Guide des Vins Naturels dans le Mond

 

 

Fuente:) Luisa Chova (Valencia) www.vinosautenticos.com

7puntos básicos que sostienen la ideología de la Asociación de Productores de Vinos Naturales de Europa para seguir como ejemplo.

 

 

1. CULTIVO respetuoso con el medio.

 

– Se practica algún tipo de agricultura como la ecológica o biodinámica o simplemente se siguen métodos ancestrales usando solo productos naturales. Se respetan los ciclos naturales.

 

– Los tratamientos más comunes y admitidos en agricultura ecológica como azufre o sulfato de cobre deberían limitarse a lo imprescindible. Un tratamiento temprano y preventivo es más beneficioso que muchos y tardíos. Donde se den las condiciones se recomiendan los abonos verdes. Hay prácticas locales que son difícilmente extrapolables pero muy beneficiosas en su medio natural.

 

– No se usan abonos químicos, herbicidas, plaguicidas, fungicidas sistémicos ni organismos manipulados genéticamente.

 

2. Compromiso con el ENTORNO NATURAL.

 

– Además de practicar una agricultura respetuosa se mantiene un comportamiento coherente a la hora de canalizar recursos como la energía, el trabajo o el agua. Los vinos se envasan en botellas de vidrio que se taponan con corcho natural.

 

– Es positivo que exista un compromiso por mejorar el entorno. Hay que intentar generar el mínimo posible de residuos y gestionarlos de la mejor forma posible, fomentar el ahorro energético. Los recursos se deben utilizar de la forma más eficiente posible.

 

– No se generan costes sociales ni externalidades.

 

 

3. El VITICULTOR es el AUTOR

 

– El Autor del vino controla el viñedo, es responsable de todos los trabajos que se realizan y toma las decisiones.

 

– Es preferible que los viñedos sean en propiedad. También es preferible que el productor trabaje directamente y se implique en cada una de las tareas dedicando una parte importante de su tiempo de trabajo al viñedo.

 

– No se compra uva de viñedo no controlado.

 

 

4. AUTENTICIDAD y SINGULARIDAD

 

– La uva debe reflejar las condiciones de la tierra y la añada. No deben haber elementos que distorsionen la expresión de la tierra y la uva en el vino.

 

– Es preferible el trabajo manual y artesanal. La maquinaria usada en todo caso no debe alterar las condiciones naturales de la uva, del mosto o del vino. No se filtra ni clarifica el vino, para conservar las características naturales del vino.

 

–  No se usan levaduras comerciales ni cualquier otro producto para acelerar o conducir la fermentación alcohólica. No se usan bacterias malolácticas para acelerar o conducir la fermentación malo-láctica, no se corrige la acidez acidificando (con ácido tartárico, cítrico o cualquier otra sustancia) ni deacidificando, no se chaptaliza ni se encabeza con alcohol, no se usa ácido ascórbico, sórbico o sorbato potásico, antibióticos, no se añaden aromas, no se usan virutas o trozos de madera para aromatizar, no se emplean la ósmosis inversa, la concentración, la criomaceración o cualquier otra técnica que suponga la disgregación artificial de los componentes del mosto o el vino. No se clarifica, se deja que sea el propio vino el que haga esta operación, con ayuda del tiempo. No se filtra, así no se eliminan componentes naturales y beneficiosos para la evolución natural del vino.

 

 

5. NO SE USA ANHÍDRIDO SULFUROSO (SO2)

 

– El Anhídrido Sulfuroso o Dióxido de Azufre (SO2) es perjudicial para la salud. Es un gas irritante y tóxico muy peligroso para quienes deben trabajar con él, exposiciones prolongadas pueden tener consecuencias letales. Para el consumidor es causante de jaquecas, migrañas y resacas. Las personas alérgicas no pueden beber vinos convencionales. Algunos derivados orgánicos de los sulfitos pueden ser inductores de determinados cánceres. Se debe trabajar de manera que el SO2 no sea imprescindible ni el absoluto protagonista del proceso de elaboración, su uso en todo caso debe ser excepcional.

– Es recomendable no usarlo en ningún momento. Se pueden investigar y aprender técnicas que limiten su necesidad como la hiperoxidación del mosto, la estabilización natural por el transcurso del tiempo y la sucesión de procesos físicos y químicos espontáneos, el control visual y organoléptico del potencial de oxidación y la limitación de la exposición del vino al aire, etc. Puede hacerse un uso preventivo que limite oxidaciones en momentos en que una gran aireación es inevitable.

– El vino no tiene más de 20 mg/l de SO2 Total avalado por análisis oficial.

No se corrige sistemáticamente.

No se usa en cantidades que puedan alterar las condiciones naturales del vino.

 

6. Se DICE LO QUE SE HACE y se hace lo que se dice

 

– La honestidad y la transparencia son valores principales de los productores de vinos naturales. Se informa de todo el proceso productivo. Los análisis químicos de los vinos están a disposición de clientes y consumidores. Hay coherencia entre lo que se transmite y el vino que se produce.

 

– En la medida de lo posible se deben obtener el mayor número de parámetros que demuestren la autenticidad del vino y darle una publicidad acorde a tal fin. Se recomienda firmar este manifiesto y exponerlo al público, incluso formalizándose en un acta notarial, que tendrá validez ante los compradores del vino y cualquier otra persona cuyo comportamiento se vea influido por tratarse de un vino natural.

 

– No se puede ocultar información.

 

 

7. Compromiso con la ASOCIACIÓN y los Asociados

 

– Se comparten y se defienden los postulados de la Asociación. Se colabora con los demás asociados en temas técnicos, comerciales, legales o cualesquiera otros que sean de interés para la viabilidad de sus proyectos. Los socios deben cumplir con las normas establecidas y hacer gala de su honestidad y honradez. La filosofía y la profesionalidad de cada uno son el estandarte de toda la asociación.

 

– Se debe  participar en la actividad de la Asociación aportando y aprendiendo. Hay que trabajar la tierra respetando las leyes de la naturaleza, para la obtención de la mejor uva que nos pueda dar el año. Compartir conocimientos experiencias y tener el compromiso de mejora constante, defendiendo la elaboración de Vinos Naturales.

 

– No existen incoherencias ni incompatibilidades. Los socios no están implicados en otras actividades contradictorias con los postulados de la Asociación ya sea dentro o fuera del sector del vino.

 

“Los vinos naturales respetan la cualidad de la uva y aportan sus polifenoles saludables y resveratrol, sin añadir sustancias químicas.

El vino natural es el obtenido con la mínima intervención posible en todos los procesos tanto en el cultivo, la recolección, la elaboración y la transformación. Son vinos elaborados por pequeños productores, sin aditivos de ninguna clase y en ninguna fase del proceso. Sólo única y excepcionalmente pueden contener sulfitos en cantidades muy limitadas, normalmente el cultivo es ecológico por conciencia, ya sea con o sin certificado. Y en la elaboración, tampoco hay aditivos. Sin ningún aditivo ni proceso enológico que desvirtúe su naturaleza. Sin añadir ni quitar nada. Se utiliza el término “natural” para distinguirlo de los vinos ecológicos, que sí pueden contener aditivos permitidos por la normativa de la Unión Europea.

 

El vino natural es el que se adecua a unos buenos requisitos de alimentación aportando su máximo valor nutricional, sin añadir sustancias químicas a nuestro cuerpo.

Hay una tendencia a asociar “vino natural” a “vino sin sulfitos” y es mucho más que eso. De hecho, ya está sucediendo que algunas macro-bodegas están sacando pequeñas tiradas de lo que ellos llaman “vino natural”. Puede que no lleven sulfitos, pero pueden llevar otros sustitutos, o incluso otros aditivos, o bien utilizar métodos enológicos igualmente desnaturalizadores.

 

¿Pero que son los sulfitos? 

Bien, el anhídrido de sulfuroso o dióxido de azufre es un conservante químico que se añade a muchísimos alimentos y bebidas, no sólo lo encontramos en el vino. Podemos encontrarlo con otros nombres como “sulfitos”, “SO2“, o las famosas “E220 a E228“, pero todo se refiere a lo mismo. Se obtiene de varias formas: en pastillas, quemando azufre en polvo, a partir de metabisulfito o directamente en gas que se disuelve en agua.

 

La filosofía de los vinos naturales viene a decir que si partimos de una uva sana y llena de vida, con levaduras autóctonas, con la calidad necesaria para la elaboración de vino

(acidez, alcohol potencial, etc.) y que no se va a someter a ningún proceso que altere su naturaleza, entonces no hay por qué echar mano del sulfuroso. Un vino elaborado de esta manera y con una uva sana tendrá sus conservantes naturales, principalmente: el alcohol, los taninos y la acidez.

 

En Europa existen diversas asociaciones de productores de vinos naturales que defienden estos principios, si bien cada una tiene sus matices  y por ello no se deben utilizar como sello de garantía sino como una simple guía o punto de partida.

 

 

 

 

 

 

© ARGENTINA 2019: VINOS NATURALES, ORGANICOS Y BIODINAMICOS